Mejor con un libro que mal acompañado

reading-a-bookHoy es San Valentín.

Una de esas celebraciones que mezclan marketing, cristiandad, mitología griega, romana y, sobre todo estupidez humana que te hace perder la fe en la supervivencia de la especie como ser inteligente.

Por casualidad, ayer estuve viendo el documental que se ha hecho sobre Terry Pratchett (Terry Pratchett: Back in Black), que es bastante malo. Pero una de las cosas que vi en él, que he visto en muchos documentales sobre literatura fantástica, sobre cómics, sobre aficionados al rol, etc… es que toda esa gente se ve desplazada de la sociedad, que son calificados de raros, como lo fue Pratchett en su infancia, que se sienten fuera de lugar… todos ellos encontraron en la literatura un amigo fiel, un refugio mágico en el que se sentían apreciados y entendidos.

La literatura llenaba el hueco que parecía haber anidado en sus corazones. Gente que, en algunos casos extremos, incluso habían pensado en el suicidio, encontraban de repente una razón para sonreír y ser felices.

Estos parias de la sociedad “normal”, estos “friquis” incomprendidos, se agarraron a la lectura como un salvavidas en medio de una tormenta en el mar.

Lo mismo pasa para el escritor.

La escritura es un salvavidas en muchos casos. Lo ha sido para mí en muchas ocasiones. Y por tanto, se convierte en una verdadera amante.

Es por eso que en el día de San Valentín, día que todo buen inadaptado, todo friqui incomprendido sin novia, todo desplazado social… odia con toda su alma, yo quiero dedicarlo a mi verdadero amor: La lectura y la escritura.

No mires con envidia a todos esos lerdos que se regalan bombones y flores, a todos esos ñoños que intercambian saliva y bacterias con besos que llaman de cuento, pero que mañana serán de pesadilla. La realidad les golpeará en la cara con la furia de cien vidas repetidas mil veces.

Ríete de ellos. Porque tú sabes cual es el verdadero amor que nunca defrauda y que siempre te es fiel.

Tú sabes que un buen libro nunca se volverá malo. Y siempre estará allí para ti sin importar la edad.

Que le den a San Valentín.

Tú sabes lo que es el amor verdadero.

Lee un libro.

Porque no hay mejor compañero que una buena historia.

Y en este caso, las mías. Jajajajajaja.

Siempre compráis Luzius, que admito que es la más divertida y la más fácil de leer.

Pero en este día de amor, yo os recomiendo desde lo más profundo de mi corazón: “Cuestión de Fe”, porque si hay una historia en la que yo haya puesto corazón y amor, esa es Cuestión de Fe. Sin lugar a dudas, mi mejor obra.

PINCHA EN LA IMAGEN PARA COMPRAR LA NOVELA

———————- Portada Cuestión de Fe          Portada Luzius by DaPortada Luzius by Daniel Ortiz Amézaganiel Ortiz Amézaga         portada-othan1

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Compra mi P*** libro

6a00d8341c586153ef0154329e4d38970c-950wiHace mucho tiempo, hablando con mi hermano mayor sobre marketing y publicidad me dijo:

“Hermano, la publicidad es una mierda. Se complican demasiado la vida, cuando todo lo que tendrían que decir es ‘COMPRA MI PUTO PRODUCTO’ y ya está.”

Yo gasté 4 años de mi vida estudiando una carrera que intentaba explicarme que la cosa no era tan sencilla.

Pero ¿quién sabe?

Va por ti hermano. Jajajajjaa.

PINCHA EN LA IMAGEN PARA COMPRAR LA P*** NOVELA 😉

———————- Portada Cuestión de Fe          Portada Luzius by DaPortada Luzius by Daniel Ortiz Amézaganiel Ortiz Amézaga         portada-othan1

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Cuando te dicen que no

Portada Delayed.jpgQue la chica que te gusta te diga que no… duele. Pero es un dolor emocional y, en muchos casos adolescente, que se pasa con el tiempo y más facilidad retrospectiva de lo que cabía esperar en el momento de sufrirlo.

Pero cuando una editorial te dice que no, el dolor es existencial (sobretodo cuando ya habías logrado pasar algún filtro). Y se tiene que pasar por los cinco pasos del duelo: negación, ira, negociación, depresión y aceptación.

Crees que las anteriores experiencias te van a ayudar a sobrellevarlo mejor esta vez, pero la verdad es que sólo sirven para hundirte más, porque si algo te enseña la edad adulta es que la experiencia es un grado, y se supone que debería haber mejorado en la escritura, en las ideas, en la forma de presentarlo… y todavía siguen diciéndote que no. Por lo que la duda en uno mismo se convierte en un cáncer en tu autoestima que te devora por dentro y que sólo alimenta el desaliento.

No obstante, he desarrollado un método inverso a los cinco pasos del duelo, que ya sea por experiencia, lógica o, simplemente porque soy imbécil, a mí me funciona.

Hablo de invertir el proceso de duelo:

1º Comienza por la aceptación. Poco se puede hacer. Ya te han dicho que no. Acéptalo cuanto antes y así podrás continuar.

2º Sigues por la depresión. Porque te vas a deprimir. Eso es inevitable. Una negativa es una negativa, y por mucho que lo endulcen con palabras de ánimo e incluso alabanzas, tiene un sabor a heces que tira para atrás.

3º La negociación rara vez será con la editorial. La negociación es contigo mismo. Tienes que negociar el tiempo que quieres dedicar a esto o pasar página y buscar otro proyecto.

4º La ira. Para mí, el motor creativo más importante. La ira no tiene por qué ser mala. La ira es una guindilla en el culo que hará que no te quedes quieto en el sofá. Úsala. Cabréate, quéjate y despotrica todo lo que quieras. Pero enfoca esa rabia hacia algo creativo. Y si te descuidas, algún día podrás restregárselo a aquellos que te dijeron que no por la cara con la satisfacción gélida del plato bien servido.

5º Niégate a aceptar el no. Niégate a aceptar que no vales, que esto no es lo tuyo, que no tienes talento suficiente y que nunca lo conseguirás. Lo más probable es que sea cierto. Que nunca lo consigas, que jamás triunfes y que estés perdiendo el tiempo miserablemente con sueños estúpidos. Pero si no te niegas a creértelo, entonces jamás seguirás intentándolo y nunca lo conseguirás.

Así que mi última novela, “Apocalipsis No”, ha sido rechazada. (ya veré si sigo buscando otras editoriales o si hago lo mismo que con Luzius y Cuestión de Fe)

Tras cinco novelas escritas sigo siendo un perdedor.

Tal vez a la sexta lo consiga.

O con la séptima, o con la octava, o con…

Mientras tanto, ya sabéis:

PINCHA EN LA IMAGEN PARA COMPRAR LA NOVELA

———————- Portada Cuestión de Fe          Portada Luzius by DaPortada Luzius by Daniel Ortiz Amézaganiel Ortiz Amézaga         portada-othan1

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Cuestión de Fe / A Matter of Faith

Reyes_Magos_Malos.jpgEverybody knows there is an eternal fight going on.

An old story of jealousy, revenge and ambition.

Two ancient enemies who fight for the control of a huge empire of luxury and wealth.

Who will win?

Only one way to know:

BUY THE BOOK

Cover A Matter of Faith

Being honest, Santa Claus and the Three Wise Men are secondary characters in the novel, but I will tell you a secret: I am on The Three Wise Men team 😉 .

————————————————————————–

Todo el mundo sabe que se está librando una batalla ancestral.

Una vieja historia de celos, venganza y ambición.

Dos antiguos enemigos que pelean por el control de un inmenso imperio de lujo y riqueza.

¿Quién ganará?

Sólo hay una manera de saberlo:

COMPRA LA NOVELA

 Portada Cuestión de Fe

Para ser sincero, Santa Claus y los Tres Reyes Magos son personajes secundarios en la novela, pero os contaré un secreto: Yo soy de los Reyes magos.

Y hasta que sepamos qué ocurre con Apocalipsis No (mi nueva novela), siempre podéis seguir comprando Luzius y Othan también:

PINCHA EN LA IMAGEN PARA COMPRAR LA NOVELA

——————         Portada Luzius by DaPortada Luzius by Daniel Ortiz Amézaganiel Ortiz Amézaga         portada-othan1

 

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Estamos haciendo a nuestros niños tontolabas

Ralph.png Podría enfocar este artículo desde muchos aspectos de la vida diaria, porque la verdad es que cada vez tenemos generaciones peor preparadas para el mundo actual.

Pero, como es costumbre en mí, me centraré en el mundo de la animación y las series de dibujos animados que se pueden ver hoy día.

Y es que estoy un poco preocupado al respecto.

Cada vez me cuesta más encontrar una serie de dibujos animados a la que engancharme.

Me da igual que sea ya una persona adulta. Me considero un profesional en el medio y sigo disfrutando de la animación tanto, si no más, como cuando era un chaval.

Creo recordar que ya escribí hace mucho sobre la vanalización de contenido que estaban sufriendo las series más recientes. Pero ahora estoy detectando una doble vertiente en este tema que es más preocupante.

Las series de animación están acortando sus episodios de 20 minutos a 10 minutos. De manera que por cada bloque emitido los chavales pueden ver dos episodios. Y, sumado a esto, los episodios, si bien contienen la temática de la propia serie, son autoconclusivos, sin hilo argumental. Es decir, que da igual en qué orden los veas, porque simplemente son scketches humorísticos de puro entretenimiento sin relación alguna unos entre otros.

Esto responde a una estrategia simple y muy efectiva, que aprendí en mi juventud cuando me dedicaba a desarrollar series de animación y a pegarme con las productoras para intentar vender los proyectos.

Para una cadena de televisión es más fácil vender capítulos sueltos, porque si se cancela la serie por falta de audiencia, no se queda una historia a medias sin producir ni contar. ¿Os imagináis si La Leyenda de Aang se hubiese quedado a la mitad sin que nadie supiera qué pasaba al final?

Pero incluso con este sistema de capítulos dobles de 11 minutos aprox, se puede crear un cierto hilo que añade y crea un mundo completo. El mejor ejemplo lo tenemos en Phineas y Ferb, que ha funcionado de maravillas con ese sistema, porque se pensó para ser así. Y el surrealismo de su mundo interno precisamente lo permite, lo fomenta y le beneficia.

Pero… ¿qué pasa cuando hacemos lo mismo con series ya existentes?

Cojamos por ejemplo estas tres series.

Ben 10 creció con los televidentes, pero manteniendo una dinámica y un hilo argumental durante todas las series. Y lo hizo de manera brillante con una estructura realmente buena muy similar a Teen Titans y a Justice League, donde los episodios eran autoconclusivos con aventuras individuales, y entre ellos se iban añadiendo puntos argumentales que en cada temporada se unían para contar una única historia por temporada entretejida por todos los episodios individuales. Y lo mismo ocurría con Teen Titans y Justice League.

Esa ha sido durante años una estructura clásica que es la que mejor funciona y que crea fidelidad al espectador porque quiere ver los desenlaces, de la misma manera que hace que el espectador también mantenga el hilo, recuerde los puntos de unión argumentales y mejore la experiencia audiovisual revisitando los episodios individuales como parte de un todo. Es como darte cuenta con el último episodio de temporada que en realidad estabas viendo un cuadro puntillista.

Es cierto que la anterior versión a Ben 10 de 2014 había vuelto a un estilo infantil, pero por la necesidad de volver a acudir a un público más joven, ya que los que habían empezado a verla ya habían crecido 10 años. Pero el espíritu estructural funcionóy se mantuvo.

Sin embargo, ahora tenemos Teen Titans Go, Ben 10 2016 y Justice League Action, las tres cortadas por el mismo patrón. Una calidad de dibujo mucho más sencilla, con mucho menos detalle, mucho menos esfuerzo, de menos calildad, con fondos tan planos y simples que parece que se hacen sin ganas. Episodios de 11 minutos con chistes fáciles, repetidos un millón de veces, sin gracia, simple gamberrismo y tan malos que te quitan las ganas de verlos. Y sí, las tres series tienen toda la parafernalia del mundo orginal, los mismo personajes, las mimas estéticas parecidas, pero nada de su espíritu. Todos los personajes se han simplificado, tanto en imagen como en personalidad. La profundidad de sus historias se esfuma, porque ya no hay historia, ya no hay transfondo narrativo que les permita evolucionar, sino que son meros muñecos publicitarios de un mundo de éxito haciendo tonterías. No tienen que ser creíbles, tienen que ser dinámicos, gamberros, “graciosos”… rentables.

Y el sistema podría fucionar, pero no puede hacerlo por una simple razón. Series como Phineas y Ferb, Gravity Falls o Star Vs the Force of Evil son surrealistas. Su mismo adn argumental está pensado para ser un caos de imaginación tan divertido que cualquier cosa es posible. Pero hasta en ese caos de creatividad existe la idea de una trama argumental que lo hila.

Pero ¿por qué? ¿Por qué pasa esto?

Tristemente es una decisión empresarial. Los estudios dictan que los niños no tienen una gran capacidad de atención. Que no pueden estar quietos durante más de 10 minutos haciendo lo mismo. Que sus mentes son simples. Que no tienen debates morales y sólo reaccionan a impulsos primarios de explosiones, luces, colores y músicas sencillas. Que no tienen capacidad de retentiva de argumentos complicados. Y que sólo quieren tele basura como comen comida basura.

Pero esto tiene un peligro, que es lo que más me preocupa.

Es cierto que los niños no son capaces de estar mucho tiempo concentrados en algo. Es su naturaleza, como lo era la nuestra a su edad. Pero si en lugar de fomentar que se concentren en una historia y cautivar su interés, precisamente les facilitamos aún más las cosas, dentro de 10 años habrá que ahcer series de cuatro episodios de 5 minutos.

Si creamos personajes planos, donde sólo responden a una marca de éxito que hace “cosas”, si en lugar de crear personajes tridimensionales con vidas reales (por muy fantasiosas que sean sus vidas), con problemas reales de lucha entre el bien y mal, les ponemos delante de personajes cuyo único objetivo es vender una imagen… obtendremos niños planos cuyo único interés será emocionarse 10 minutos para cambiar de opinión a los 10 minutos siguientes, para seguir así en un proceso interminable con el único objetivo de tener un estímulo momentáneo de placer sin ningún objetivo ulterior.

En resumen, tendremos niños gilipollas.

Puede que me esté haciendo mayor, pero no se trata de eso.

Star Vs. the Force of Evil es una serie genial hecha hoy día y que recomiendo a cualquiera.

Gravity Falls Ha terminado, pero es de las series que más he disfrutado en muchísimom tiempo y también es actual.

Hace tiempo que no veo Phineas y Ferb, pero es digna de alabanza.

Incluso Milo’s Murphys Law, de los mismos creadores, también entretiene mucho siendo también actual.

Por lo que todavía se puede hacer una televisión animada de calidad.

Pero para los nostálgicos, sigo recomendando “Avatar, la leyenda de Aan”, “La leyenda de korra”, “Batman Beyond” y muchas muchas más.

 

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Por qué escribir comedia

fw_master_headers_comedy_writers-1920x675

El mundo es serio. Demasiado serio. Y conforme vamos cumpliendo años la comisura de los labios va pesando más. Tanto, que si algún día tienes suerte y consigues reírte durante un buen rato, al día siguiente te dolerá la cara por las agujetas (admitámoslo, no eres tan guapo).

Los periódicos son serios, los telediarios son serios, las asignaturas en el colegio y en la universidad son serias, las clases de la vida de las que tanto hablaba tu abuelo son aún más serias de lo que te contaba cuando las sufres en tus propias carnes.

Por lo que no es de extrañar que la mayoría de las veces pensemos que la comedia es una forma de evadirnos de toda la seriedad que hace que nuestras vidas sean tan apesadumbradas.

Sin embargo, temo informaros de que la comedia es también seria. Muy seria. De hecho, es la mejor forma de transmitir ideas y conocimientos. Porque la comedia, si es buena, se recibe voluntariamente, sin esfuerzo y te hace desear más.

Podría citar a Tip y Coll, a George Carlin, a Richard Prayor, a todo el elenco de La Codorniz, a Terry Prattchet… en todos sus trabajos hemos disfrutado y nos hemos reído, pero también nos han hecho pensar en los absurdo de la Administración Pública y el Gobierno, de lo ridículo de los pensamientos radicales en religión, raza, en la ironía de ser diferente a todos los demás, pero al mismo tiempo, ser el único que ve la realidad como es y no como los demás desean o creen que es.

La comedia es la ironía por excelencia. Es algo terriblemente serio cuyo objetivo es hacer reír. Es algo que se presenta como vanal, pero que transmite mensajes importantes que no se ven a simple superficie. Es el listo disfrazado de tonto. Es el arte más infravalorado del reino, el que más recauda, el que más éxito tiene, al que nunca se le premia, y sin el que nadie podría vivir. Es el arma del optimista, que por pesimista, se ve obligado a ser serio sin serlo.

¿Quieres ser escuchado? Cuéntalo con gracia.

¿Quieres transmitir un mensaje? Hazlo de manera que haga reír.

¿Por qué escribir comedia?

Porque la comedia es el arte por excelencia. Porque las reglas de la comedia consisten en que “no hay reglas”. Porque la comedia supone practicar ese “thinking outside the box” que tanto necesita este mundo. Y sólo rompiendo las barreras de lo establecido se consigue el cambio.

¿Por qué escribir comedia?

Porque es divertido.

😉

“Luzius” es la historia de un hombre patético que se convierte en Dios donde La Muerte es John Cleese.

“Cuestión de Fe” es “Alicia a través del espejo” con personajes modernos, donde la Fe de la humanidad se mira al espejo con toda la crudeza de la realidad.

La verdadera comedia te hace reír porque es seria.

No lo olvidéis.

Y mientras tanto… seguid leyendo mis novelas hasta que salga la siguiente (en proceso de caza de editorial, cruzad dedos).

PINCHA EN LA IMAGEN PARA COMPRAR LA NOVELA

———————- Portada Cuestión de Fe          Portada Luzius by DaPortada Luzius by Daniel Ortiz Amézaganiel Ortiz Amézaga         portada-othan1

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Luzius: ¿Por qué escribir en inglés?/Why writing in English

london_luzius.jpgHace 3 años que publiqué Luzius.

Y tras esos tres años he conseguido traducirla al inglés. Ahora solo queda corregirla y la publicaré de la misma manera que hice con la versión en Español.

Pero ¿por qué en inglés?

La respuesta es evidente, porque entre el castellano y el inglés prácticamente puedo abarcar al mayor número de lectores del mundo.

Pero realmente  es por la siguiente historia:

Hace 5 años, cuando Luzius era un guión de novela gráfica y con mis cinco magníficas páginas dibujadas por Javier Ara bajo el brazo y un dossier magnífico haciéndole compañía, me fui al Salón del Cómic de Barcelona, una vez más, a buscar editorial.

Glenat me dijo que le encantaba, que le echaría un vistazo.

Alejandro Viturtia de Panini criticó todo lo que pudo sin ver siquiera el dossier para buscar la excusa que justifique que sólo publique Marvel.

Y Norma… Norma me dijo algo maravilloso. Vieron las páginas, se leyeron entero el dossier y me dijeron emocionadísimos que la historia era tan buena que podía llegar a ser el nuevo Predicador pero con un estilo de Alan Moore que evitaba el estilo grosero y sobrado de Garth Ennis. Luzius era el comic que estan siempre buscando para poder publicar.

Yo ya estaba lanzando cohetes en mi subconsciente. Pero… siempre hay un pero.

También me dijeron, el problema es el nombre de los autores.

“Puedo cambiármelo si hace falta”, le dije.

Pero la respuesta fue:

“Si te llamases Neil Gaiman o Alan Moore podríamos vender la novela gráfica. Pero con Daniel Ortiz y Javier Ara no. La gente no compra comics con nombres españoles”.

Lo más triste es que tenían razón. No podía enfadarme con ellos. Si yo tuviera que tomar una decisión de negocios, invertir mi dinero en la idea de otro, tendría en cuenta las posibilidades de venta, el marketing, etc. Y seguramente no habría invertido en mí mismo.

Pero yo no soy el empresario. Yo soy el escritor, soy el artista, el que piensa en arte, no en negocio.

Y puede que ese sea el problema.

Así que hay que solucionarlo de alguna manera. Y si mi nombre no gusta en mi idioma, puede que sí en el extranjero. Puede que si aquí, nombres como Ortiz o Ara, o Martínez, sean sinónimo de paletismo patrio, en el extranjero suenen en sus cabezas como suenan aquí, Prattchet, Gaiman, Moore… exóticos, desconocidos, e irónicamente, de confianza.

¿Por qué escribir en inglés?

Porque no sé alemán, italiano, francés, chino, ruso o japonés.

Porque las historias están para ser contadas y que la gente las lea, en cualquier idioma y a cuanta más gente llegue mejor.

Porque en España, nos odiamos a nosotros mismos, y solamente si salimos de nuestro país y triunfamos, podemos volver y ser apreciados cuando ya han reconocido nuestra valía en el extranjero.

Pero sobretodo porque es importante para mí y para cualquiera seguir intentándolo. Porque hace tres años que Luzius fue publicada, pero hace cinco que se escribió como novela, hace siete que se escribió como guión de tele serie de 6 capítulos para la BBC, diez años que se dibujó el storyboard para la película,  doce desde que hicieron los dibujos para el cómic y puede que doce desde que se escribió como guión de novela gráfica.

Después de todo ese tiempo Luzius sigue vendiéndose y siendo leído en Amazon en Castellano.

Dejar de hacer cosas sería rendirse. Y solo cuando uno se rinde ha perdido.

De manera que Luzius en inglés será la siguiente bocanada de aire para esta historia. El siguiente paso en su historia que lleva viva 15 años desde que empezó a crecer en mi cabeza.

Y hasta que esté disponible en inglés sigo animando a todo el mundo a mantener esta y otras historias vivas.

Ya sabéis cómo:

PINCHA EN LA IMAGEN PARA COMPRAR LA NOVELA

———————- Portada Cuestión de Fe          Portada Luzius by DaPortada Luzius by Daniel Ortiz Amézaganiel Ortiz Amézaga         portada-othan1

 

Publicado en Cuestión de Fe, Libros, Luzius, Othan | Etiquetado , , , , , , , , , , | Deja un comentario