The Newsroom

The-NewsroomEl argumento de la serie es muy, pero que muy parecido a Studio 60, la serie que le cancelaron en la primera temporada (y que a mí me parecía realmente genial).

William McAvoy es un periodista brillante y con carisma que se ha ido alejando del auténtico y patriótico periodismo. Se ha doblegado con el tiempo a las conformidades de los grandes condominios televisivos donde no hay que molestar a nadie y pasar de puntillas por los temas escabrosos porque el dinero y la política siempre te pueden dar de lado.

En una conferencia en una universidad tiene un “total breakdown” y despotrica precisamente sobre lo bajo que ha caído Estados Unidos. Es una parte impactante digna de Aaron Sorkin, un comienzo estupendo y vibrante que te hace pensar “sí, sí, esto va a molar”.

Esto afecta a su carrera y medio equipo suyo se va. Pero aquí comienza el resurgir del Ave Fenix. Con un personaje femenino que tuvo una relación amoroso (amor del de verdad, por supuesto) con el protagonista, que vuelve a producir el programa para inspirarle en el buen camino de vuelta hacia el periodismo de investigación y el auténtico espíritu de “servicio público” que es ese oficio ya tenemos serie.

Lo dicho, es muy Sorkin. Inicio trepidante, situación clásica de conflicto, discursos largos, rápidos e inteligentes que incitan a la crítica de los problemas sociales que acucian al mundo y a la sociedad norteamericana, muchos personajes secundarios para dar juego…

Es el Ala oeste de la Casa Blanca y Studio 60 otra vez.

No tiene la grandiosidad y la entidad que tenía El Ala Oeste y le falta el Humor carismático que había en Studio 60. Hay algo que no encaja en The Newsroom.

No obstante, es Aaron Sorkin, sabemos lo que nos va a dar y sabemos que lo hará bien.

Firmó con la condición de rodar toda la 1ª temporada, así que podemos darle el voto de confianza para los siguientes episodios.

Tiene que remontar un poco el vuelo si no quiere estrellarse, pero por ahora, la serie tiene posibilidades, aunque creo que su mayor enemigo de primeras, son los actores secundarios que no son carismáticos. Por contra, los principales, pese a que nunca lo pensarías de ellos, lo hacen realmente bien.

Volver al inicio…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s