La Importancia de leer Fantasía

list_640pxHoy vivimos una época dorada de ciencia ficción y fantasía. No especialmente por su calidad, pero sí por su popularidad.

Admitámoslo, los frikis se han puesto de moda.

Sin embargo, la importancia de leer fantasía o ciencia ficción no se centra exclusivamente en su capacidad de levantar o crear un mercado de enorme y gigantesca rentabilidad económica para las productoras americanas.

La fantasía ha sido siempre un elemento indispensable para la humanidad. Porque la fantasía (o la ciencia ficción) viene a responder con increíble creatividad a la respuesta “¿Y si?”

Y si el hombre llegase a la luna. Y si pudiese viajar bajo el agua. Y si pudiese viajar en el tiempo. Y si todos los humanos fuésemos iguales. Y si los nazis hubiesen ganado la guerra. Y si…

Muchos de esos “Y sies” acabarán en nada. Y la gran mayoría serán objeto de historias creadas por autores, ya sean buenas o malas. Pero habrá algunas que se convertirán también en la llave que abrirá la puerta a la inspiración. Y no me refiero a pintores, escritores, poetas, músicos… Me refiero a científicos, ingenieros, técnicos que se enfrentan todos los días a la labor de hacer posible lo que durante toda la historia que les precede ha sido definido como “imposible”.

Voy a explicarlo con un ejemplo que utilizo en mi novela “Cuestión de Fe” y que reproduce un ejercicio mental típico.  Se trata de una simple prueba.

El reto consiste en unir los siguientes 9 puntos con 4 rectas sin levantar el lápiz del papel:

Pulso de vida o muerte. - copia

OJO A PARTIR DE AQUÍ QUE VIENEN LOS SPOILERS

La mayoría de la gente empezará por las esquinas. Al tercer trazo se dará cuenta de que es imposible. Después cogerán otra perspectiva. Y el resultado será el mismo.

Tras un periodo de tiempo. El 99% de los casos termina así.

Pulso de vida o muerte. - copia.jpg

Y es que la prueba tiene truco.

Y el truco está en las instrucciones.

Las instrucciones son muy claras y sencillas.

Unir los siguientes 9 puntos con 4 rectas sin levantar el lápiz del papel

¿Cuál es el truco de las instrucciones?

Que hay una regla que el propio jugador añade y que no está ahí.

Esa regla es el recuadro.

El cerebro humano está acostumbrado al orden. A establecer límites y a encuadrar todos los problemas. Y siendo así, se limita a sí mismo. Qué pasaría si alguien pensase: ¿Y si me salgo del recuadro? Porque nadie le ha dicho que no debe salirse del recuadro. Veréis al releer las instrucciones, que no dice que no se pueda salir del recuadro.

En el momento que uno se da cuenta de eso. Con unos intentos más, la solución aparece.

Pulso de vida o muerte. - copia

Lo mágico de esta solución es que una vez es mostrada. El recuadro ya no es un obstáculo.

Me gustaría decir que el recuadro desaparece. Pero la realidad siempre es más complicada y más sutil y, lo que en realidad ocurre es que, el recuadro simplemente se hace más grande. Y donde antes cabían sólo 9 puntos ahora cabrán 16.

images

 

Esta es la belleza de la fantasía y lo importante que es para que nuestros científicos, nuestros ingenieros y nuestros técnicos amplíen nuestros horizontes. Esta representación de simples puntos y líneas responde a un concepto hermoso. Un concepto que personalmente adoro. Y es saber que hubo una época en la que toda la humanidad “sabía” que era imposible que el hombre volara. Y, sin embargo, hoy cogemos aviones para llegar a la otra parte del planeta, hablamos a miles de kilómetros con nuestros seres queridos con teléfonos y videoconferencias, se realizan transplantes de corazón, pulmones, riñones…

Y lo vemos como algo normal, porque alguien decidió plantarse frente a la línea y decir: “¿Y sí…?”

De la misma manera, no hay que pararse en las posibilidades científicas y técnicas. También sirve para el mundo de la política, lo social… todo. El “¿Y si…?”, se puede aplicar a todos los conceptos de la vida. Porque nos enseña a no ser conformistas. A no vivir pensando que nada puede cambiar. A plantearte de manera constante que puede existir una alternativa (mejor o peor) a lo ya existente.

Es una manera de mantener la esperanza de un mundo mejor y diferente.

Por supuesto, esto no lo asegura. Pero un motor necesita de carburante. Y la creatividad es el carburante del motor del cambio. Y la fantasía, la ciencia ficción, los “¿Y sies…?” son el entrenamiento para estar siempre más abiertos a la posibilidad…

¿Te he convencido?

Entonces piensa lo siguiente:

¿Y si las obras de Daniel fuesen tan buenas que me harían pasar un buen rato?

¿Y si comprase una ahora mismo?

Jajajajajajajajaja.

Os dejo con mis libros y el mejor “Y si” que se me ocurre:

Pincha en la imagen para comprar el libro

Portada sin ContraCuestión de FeOLYMPUS DIGITAL CAMERAportada-othan1

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Apocalipsis No, Cuestión de Fe, Libros, Luzius, Othan y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s