Apocalipsis No: Working in progress

Portada InglésMe está llevando más tiempo del previsto, pero la cosa sigue su curso.

Cada vez parece más probable que Apocalipsis No estará disponible en Amazon junto con Luzius y Cuestión de Fe.

Pero para crear Hype en los 3 o 4 fans que tengo por el mundo aquí va la sinopsis y una selección de textos para que veáis el estilo de la novela.

Y no os olvidéis de seguir comprando las anteriores.

Sinopsis

El día del Apocalipsis bíblico ha llegado. Pero algo ha ido mal. Dios no supo ver un fallo en el sistema: el libre albedrío. Y Michael Havock, encargado de procrear al anticristo se niega a hacerlo, salvando a toda la humanidad y a la existencia misma.

Dios, enfadado por la situación, decide abandonar su creación, dejando a la humanidad sola, no sin antes dejar bien claro quién ha sido el culpable de su salvación… y de todos los males que están por venir.

Con Dios fuera de juego, el universo se ha quedado sin administrador y fuera del periodo de garantía, lo que provoca que las leyes de la física fallen, el sol parpadee, la gravedad se suspenda momentáneamente de vez en cuando, la Muerte deje de matar, pues su contrato finalizaba el día del Apocalipsis, y que éste no funcionase no es su culpa.

El caos se cierne sobre el mundo como nunca antes lo había hecho y sólo una persona entre las decenas de billones de personas que superpoblan el planeta tras el Apocalipsis fallido está dispuesta a encontrar una solución a todo este problema de proporciones bíblicas.

La aparición de un niño en Austria cuyo roce provoca la Muerte será la piedra que agitará las aguas de la trama que, hasta entonces, permanecían tranquilas.

Él será la clave para la salvación o la destrucción de la humanidad.

Todo dependerá de quién llegue primero a poner sus manos encima.

 

Selección de textos

TEXTO 1)

 No obstante, había quienes tenían otras teorías. Para aquellos que les encantaba dedicar su tiempo libre, y por aquel entonces había mucho tiempo libre que correteaba por todas partes, el que Michael no pudiese ser quemado, apuñalado, apedreado, disparado, golpeado, ahorcado, hecho explotar, electrocutado (creedme, lo intentaron todo)… significaba que Dios todavía tenía un plan para él. Existía la posibilidad de que Michael fuese la clave para que todo aquel malentendido con Dios y el Apocalipsis tuviese un final.

 

¿Cuál?

 

Nadie lo sabía. Por eso, aplicando la máxima de “Quien lo rompe lo paga”, la humanidad decidió encomendar a Michael la misión de descubrir cómo solucionarlo.

 

TEXTO  2)

 El cuerpo inerte de su jefe confirmó las sospechas de Otto y Olaf, que a más velocidad de lo que se podía imaginar pusieron pies en polvorosa dejando un reguero de orina tras de sí y un fuerte olor a heces que les permitió abrirse camino con rapidez entre los todavía cientos de clientes que esperaban a la salida del hotel.

La multitud vio a los dos guardaespaldas correr asustados. Los cuellos comenzaron a girarse unos a otros, las cejas se alzaron al mismo tiempo que los hombros mientras las miradas se preguntaban ¿qué podía estar pasando? ¿De qué podían huir dos enormes guardaespaldas con tanta prisa?

La lógica comenzó a asentarse en las mentes de los presentes. Si el humo indicaba dónde se encontraba el fuego, ellos solo tenían que seguir el rastro que Otto y Olaf habían dejado. Así que de repente todos los cuellos y miradas se giraron como ramas mecidas por el viento en una misma dirección.

En el otro extremo de aquella mirada se encontraba Todd, que miraba sin saber qué decir a La Muerte.

 

TEXTO 3)

–EJEM –volvieron a escuchar. Y esta vez giraron sus cuerpos completos.

La tos volvía a provenir del mismo sitio. De la estatua. Que esta vez estaba de pie y con los puños sobre las crestas ilíacas de su pelvis y, posiblemente, con la intención de fruncir un ceño inexistente y un morro invisible torcido.

–Tú, –dijo Toten.

–Yo –respondió la Muerte.

–¿Quién? –preguntó Todd confuso.

–Él, –contestó Toten.

–Yo, –confirmó la Muerte.

–¿Él? –insistió Todd.

–Él, –asintió Toten.

–Yo, –volvió a asentir la Muerte preguntándose hasta dónde se podía extender aquella conversación de besugos.

–Te estábamos buscando, –dijo Toten.

–Vais en buena dirección, –contestó la Muerte.

–Pero ya te hemos encontrado, –replicó Todd dando un paso hacia adelante.

–Oh, pero no es aquí donde nos encontramos finalmente, –explicó la Muerte. –Tenéis que hacer el recorrido completo. No es así como termina todo.

 

TEXTO 4)

¿Sabes? Morir por amor es fácil. Ni siquiera es valiente. Simplemente estás enajenado. –Michael levantó los hombros aportando simpleza a su argumentación. –Vivir por amor también es fácil. Sólo hay que dejar llevarse por la corriente mientras el amor dura –. En esta ocasión también calló unos instantes, como si estuviera reviviendo tiempos pasados en su memoria. Y finalmente, concluyó su argumentación. –Ser odiado por toda la humanidad, condenarla a una eternidad de caos y falta absoluta de esperanza por la pérdida de su Dios… ¿por amor? No, no ha merecido la pena. Sin embargo, seguir luchando, seguir intentándolo, no desfallecer y siempre creer en un futuro mejor aún sin Dios… por Zoe. Sí, sí merece la pena.

 

OPCIÓN 5)

De alguna manera, las mejores y más brillantes mentes de España acabaron en paños menores corriendo entre viñedos y aullando a la luna. Y, siendo España tierra de Quijotes, literarios y reales, no podía faltar en las cercanías de la bodega donde se encontraban un restaurante cuyo dueño, en su día, tuvo a bien bautizarlo como “El Molino de Cervantes”, así como decorarlo con un pequeño molino de viento a su entrada como reclamo a los clientes.

El molino se encontraba prácticamente en ruinas. Sus aspas caían lánguidas y rotas ante la dejadez de sus antiguos dueños y la falta de cuidado. Allí en la oscuridad de la noche, entre sombras y plateada luz lunar a su espalda parecía un enorme espantapájaros.

Esta figura difusa se antojó brillante y perfecta en la mente del ingeniero y, arrancando una rama de árbol, saltando a la grupa de uno de sus compañeros, taloneó los riñones de Alberto Argenta y gritó:

“Adelante mi fiel amigo, demos muerte al gigante. Pues no hay en España caballero andante, ni corcel más brillante, que el hidalgo Don Quijote y su fiel corcel Rocinante”.

No había allí Sancho Panza alguno que le advirtiese de su error, sino más alocados espíritus aventureros que azuzaban al bravo y semidesnudo don Quijote a acometer una embestida terrible que sólo podía acabar como acabó… con ambos, corcel y caballero, inconscientes en el suelo.

“A tomar viento”, fueron sus últimas palabras.

 

TEXTO 6)

Toten no era capaz de llorar.

Pero en el inmenso abismo de la cuenca de sus ojos, donde el infinito se escondía en un universo entero, las estrellas ardieron con fuerza hasta apagarse y hacer aún más oscura la existencia.

Mort permaneció a su lado todo el tiempo.

Ella se mudó a su apartamento y el tiempo ayudó a curar las heridas. Incluso aquellas donde no encontraban carne donde cortar. Irónicamente, la vida pasó para los dos esqueletos, hasta que su día a día se convirtió en una escena tan cotidiana como una pareja sentada en un sofá con la tele puesta pero sin prestarle atención.

 

PINCHA EN LA IMAGEN PARA COMPRAR LA NOVELA

———————- Portada Cuestión de Fe          Portada Luzius by DaPortada Luzius by Daniel Ortiz Amézaganiel Ortiz Amézaga         portada-othan1

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s