El reto de escribir de una forma nueva

Ereader vs bookLos últimos datos estadísticos sobre la venta de ereaders y libros en formato electrónico están demostrando que los ebook no son la panacea ni el futuro.

Ya no se venden tantos ereaders como al principio. ya no son una novedad. Y casi todo el mundo tiene uno, así que no hace falta estar renovándolos constantemtene.

La venta de libros en formato ebook también se resiente. Los motivos son muchos… la piratería, evidentemente, es uno de ellos, pero la realidad es que ahora que todo el mundo tiene la nariz pegada a una pantalla de teléfono con alguna aplicación que puede matar el tiempo de manera abrumadora puede ser otro motivo. Los videojuegos, las películas de aventuras y consumo masivo, las series cada vez mejor elaboradas y de consumo mucho más sencillo… en resumen, la industria del ocio parece hacer mella.

Todo indica que la venta de libros está bajando mucho. Y mucha gente está lanzando el grito en el cielo.

Pero la verdad es que la escritura no acabará nunca. Solo hay que encontrar el modo. Ya que si lo piensas, las películas de más éxito y las series llegan de tebeos y libros, así que siguen haciendo falta los libros para que la industria del ocio funcione en pleno auge como lo está haciendo ahora.

Es por ello que lo que tenemos que entender y mirar es, tal vez, la forma en la que la literatura llega a nuestros lectores.

Los libros con grandes descripciones, con una narrativa elaborada, es decir, lo que a la gente le gusta etiquetar de alta literatura, siempre estará allí y siempre tendrá su mercado y su estanque de peces. Pero si lo que queremos es llegar a un público masivo tenemos que entender que la gente de hoy día tiene una manera de consumir historias que cada día es más audiovisual y que tiene estructuras más parecidas a series de televisión y películas, o incluso tebeos, que a las obras clásicas griegas.

Te enseñan en la universidad que en toda la narrativa sólo existen 11 historias tipo que contar, que además, están todas ya contenidas en los clásicos griegos. Así que el truco está en contar siempre esas 11 historias buscando la forma que siempre parezcan nuevas.

Hoy día creo que hemos superado ese reto y debemos encontrar dentro de esos 11 argumentos formas de contarlas de manera más atractiva y acorde al público que tenemos. Evidentemente siempre que queramos llegar a ellos. Si lo que se pretende es escribir para uno mismo, pues… ya sabes: escribe y ya está.

Así que hoy, hay que adaptar la literatura a formatos más audiovisuales. Ya no se escriben capítulos, sino escenas. Algo parecido a lo que hacía Shakespeare, ya que él escribía para el teatro, porque la mayoría de la gente no leía, sino que iba al teatro a ver historias.

Así que nosotros, los nuevos Shakaespeare, tenemos que escribir para un público que ve televisión, juega viedeojuegos y lee tebeos… y adaptarnos.

Habrá muchos detractores de estas palabras. Pero es lo que pienso y lo que he hecho al escribir mis novelas.

“Luzius” es un tebeo hecho libro.

“Cuestión de Fe” es una serie de televisión pensada para la HBO.

“Othan” es una serie de animación pensada para la Cartoon Network y para un videojueo.

Y “Apocalipsis No”, podía ser perfectamente un tebeo y una serie de la HBO al mismo tiempo.

Y no por ello menos literario.

Ahora, sólo tenéis que comprarlos y descubrir si tengo razón o no.

LUZIUS

Luzius

CUESTIÓN DE FE

Cuestión de Fe

y

 OTHAN

portada-othan1

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s