El precio de los libros digitales y por qué no se debe regalar tu obra

portadasYa he hablado otras veces de cual debería ser el precio de los libros digitales.

Si no le leísteis en su día, siempre podéis volver a hacerlo aquí.

Pero no voy a repetir lo que dije en su día. En lo que voy a insistir hoy es que en principio estoy en contra de que el precio de las novelas en digital sea “cero”, o muy, muy barato.

Puede valer, circunstancialmente, para una campaña promocional limitada. Pero incluso en esa situación creo que es perjudicial. Porque estás, puede que sin querer, estás diciendo que tu novela no vale nada. Y se supone que el autor indie, o el autor novel, escribe por esa pasión no remunerada inicialmente que incita a todo escritor a escribir como al bebé a respirar cuando sale del vientre de su madre.

Las razones de por qué estoy en contra de regalar tu trabajo son muchas y las habréis oído en cientos de ocasiones, pero la mejor persona que me hizo dar cuenta de esto fue

Kevin SmithKevin Smith.

Y le cito textualmente:

Do what you love and what you’re good at, then figure out how to make money doing it.

Que viene a significar:

Haz lo que realmente te gusta y lo que se te da realmente bien, y entonces busca una forma de hacer dinero con ello.

No nos engañemos. Cuando escribimos queremos vender. No solo por el dinero, por supuesto, porque si no, ni siquiera habríamos empezado a escribir, pero sí que queremos conseguir llegar a vivir de ello.

Porque los diletantes, los noveles, los que todavía no somos Arturo Pérez Reverte o Dan Brown, escribimos en nuestro tiempo libre, sacrificamos tardes y tardes, fines de semana, vacaciones y vida social para estar delante de un ordenador escribiendo y reescribiendo cuando no tenemos que estar trabajando en otras cosas que seguramente no nos gustan y que desearíamos dejar atrás.

En mi caso, soy bueno escribiendo. No voy a ser modesto. Se me da bien crear historias y hay poca gente que sea capaz de desarrollar argumentos con mundos tan originales como yo. Tengo la habilidad de hacer cosas que otros no. Y eso vale dinero.

Por eso no regalo mis novelas.

Porque lo que yo ofrezco no lo puedes encontrar con facilidad por ahí y porque me ha costado muchísimo, muchísimo trabajo y esfuerzo.

No obstante, no soy idiota, y no se puede ser avaricioso, y también aprendiendo una vez más de Kevin Smith, soy consciente de que para que yo pueda ganar dinero y pueda vivir de la escritura, tengo que estar agradecido al público, a esa gente que compra mis novelas y disfruta leyéndolas, que crea ese equilibrio que existe entre cliente y vendedor, entre autor y lector.

Sois vosotros los que hacéis posible que yo siga “perdiendo el tiempo” en cafeterías con el ordenador. Porque las buenas críticas empujan hacia adelante y y las ventas crecientes te animan a ser más osado y al mismo tiempo a no relajarte y seguir creciendo y esforzándote por no defraudar en la siguiente entrega.

Hasta entonces, siempre podéis:

COMPRAR LAS NOVELAS


Portada Cuestión de FePortada Luzius by DaPortada Luzius by Daniel Ortiz Amézaganiel Ortiz Amézaga

 

Esta entrada fue publicada en Cuestión de Fe, Libros, Luzius, Othan y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s