Penn 1600

1600 pennMe gustaría decir que seguimos con buenos estrenos y con grandes comedias que nos entretendrán en 2013, pero me temo que 1600 Penn, una comedia familiar en la Casa Blanca no tiene tanta gracia.

La serie tiene buenos elementos, tal vez demasiados: hijo raro, hija lesbiana preadolescente, hija superresponsable que se queda embarazada el único día que se suelta un poco, hijo patoso y tontorrón con buenas intenciones, madrastra atractiva e inteligente que solo quiere encajar, ayudante estirado y muy competente y un presidente decente… pero todo en la serie es demasiado light, demasiado políticamente correcto y de comedio floja.

Y por eso no funciona.

Tal vez sea porque tenemos una imagen de la Casa Blanca demasiado seria. Y con la que está cayendo, humorizar algo tan serio, de manera tan suave no funcione. Si quieres hacer mofa de la Casa Blaca tienes que ir con la pistola bien cargada y unas cuentas bombas atómicas de paso, tienes que coger a Ricky Gervais y montarla parda.

Pero si vas con comedias almidonadas, al final se queda en un flan fofo que nadie se quiere comer.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Televisión. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s